900 696 656

google plus

facebook

twitter

Grupo Garoma Prolisur

El Gobierno concederá ayudas para la mejora de la eficiencia energética de los edificios

El Gobierno concederá ayudas directas y préstamos blandos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, incluido el cambio de caldera y la sustitución de la energía convencional por biomasa o de origen geotérmico.

El Consejo de Ministros ha aprobado una serie de medidas para garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna y adecuada, mejorar el estado de conservación, la accesibilidad, la calidad, la sostenibilidad y la eficiencia energética del parque de viviendas y contribuir a la reconversión y reactivación del sector de la construcción.

Este cambio de política de vivienda incluye medidas para la rehabilitación, la renovación urbana y el alquiler de viviendas. Además, se transponen dos directivas europeas sobre certificación de eficiencia energética y se apoyan con un plan de ayudas para apoyar las actuaciones que mejoren la eficiencia energética y la implantación de las energías renovables en los edificios que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del IDAE, lanzará próximamente.

Ello implicará una inversión de 2.500 millones de euros, de los que 1.500 millones se destinarán a facilitar el acceso a la vivienda y 627 millones a la rehabilitación y eficiencia energética.

Programa de rehabilitación energética de viviendas del IDAE

El 60 % de las viviendas que hay en España se construyeron sin tener en cuenta ninguna normativa de eficiencia y el 38 % de los españoles declara no estar satisfecho con el aislamiento (frío/calor) de su hogar, ha añadido la ministra de Fomento, Ana Pastor.

El parque de viviendas supone el 17 % de toda la energía que se consume en el país. Además, el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE) presupuestará cien millones de euros para 2013 con el fin de incentivar a propietarios y comunidades de vecinos en el ahorro de la factura de la luz, mediante ayudas o préstamos “muy razonables”, en palabras de la vicepresidenta del Gobierno.

Con el fin de mejorar el estado de conservación de los edificios de viviendas, su seguridad, habitabilidad, salubridad y accesibilidad, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), pondrá en marcha próximamente un programa específico de ayudas y financiación para facilitar la ejecución de medidas de mejora de la eficiencia energética y la utilización de las energías renovables.

Con una dotación de 100 millones de euros, este programa busca promover la realización de medidas de ahorro y eficiencia sobre la envolvente y las instalaciones térmicas de los edificios existentes de uso residencial, y la incorporación de energías renovables (biomasa y geotermia, principalmente).

Podrán ser beneficiarios de las ayudas o de la financiación de este programa las comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda, las comunidades de bienes de los propietarios de edificios de viviendas no divididas horizontalmente y las personas físicas propietarias de un edificio de viviendas unifamiliar.

Las ayudas directas se elevarán al 20 % del valor de la obra en la mejora de la eficiencia energética de las fachadas de los edificios y de las calderas. A ello se sumarán créditos blandos (Euribor más cero) que pueden llegar hasta el 80 ó 100 % del valor en el caso de sustituir la energía tradicional por biomasa o por energía geotérmica. EFE.

Certificado energético para alquilar o comprar

Dentro de esta política de apoyo a la vivienda y rehabilitación, y dando cumplimiento a la normativa comunitaria, el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto para trasponer a la normativa española el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de los edificios.

La nueva normativa, que ya existe en España para los edificios de nueva construcción desde el RD 47/2007 del 19 de enero, establece que a partir de 1 de junio de 2013 será obligatorio poner a disposición de los compradores o arrendadores de edificios o de parte de los mismos (siempre que los alquileres tengan una duración superior a cuatro meses), un certificado de eficiencia energética.

Este certificado evaluará la eficiencia energética del inmueble (edificio entero o parte del mismo), otorgándole una calificación en una letra que variará de la A a la G. El documento tendrá una validez de 10 años.

Además de la información objetiva sobre sus características energéticas, el certificado deberá incluir recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética del inmueble. El objetivo de la medida es fomentar el ahorro y la eficiencia, así como que se pueda valorar y comparar los edificios, con el fin de favorecer la promoción de aquellos que tengan alta eficiencia y las inversiones en ahorro de energía.

Se calcula que esta normativa conllevará ahorros anuales de aproximadamente 32.000 tep, suponiendo que se realizaran actuaciones de mejora de la eficiencia energética en un 10% de los edificios certificados y se consiguiera un ahorro medio de un 20% con las medidas que se adopten.

Como herramienta para facilitar la obtención de estos certificados, por mandato del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y del Ministerio de Fomento, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) elaboró los programas informáticos CE3 y CE3X, ambos publicados como documentos reconocidos a disposición de los técnicos certificadores.

Además, el IDAE se encargó de llevar a cabo un plan de formación para formar a los técnicos responsables de certificar energéticamente los edificios y de aquellos otros encargados de su control e inspección sobre las herramientas reconocidas CE3 y CE3X.